Warning: Declaration of TCB_Menu_Walker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /home/myspani0/public_html/wp-content/plugins/thrive-visual-editor/inc/classes/class-tcb-menu-walker.php on line 0
Aprender a negociar en español si eres extranjero: lo que los libros no te cuentan - MY Spanish for You

Aprender a negociar en español si eres extranjero: lo que los libros no te cuentan

Negociar es todo un arte. Y negociar en español si eres extranjero, mucho más.

Para que una reunión de trabajo termine bien es importante no solo conocer el idioma, sino también las costumbres propias de cada país. Si te comportas de forma inapropiada puedes arruinar una reunión, ¡sin que te des cuenta!

Saber negociar es importante en todas las profesiones, incluso cuando estás empezando tu carrera o trabajas en un equipo pequeño. Por ejemplo necesitas negociar para fijar la fecha de entrega de un proyecto, tratar con proveedores externos, pedir un aumento de sueldo o llegar a un acuerdo sobre cuándo disfrutarás de tus vacaciones.

Soy venezolana, he trabajado en  multinacionales en Venezuela y España y ahora vivo en Australia. Gracias a mi trayectoria, he aprendido un poco sobre la manera de negociar en diferentes culturas y quiero compartir mi experiencia contigo.

Aquí tienes 5 claves importantes que debes recordar antes de mantener una reunión de trabajo o de negocios en español.

1.-Puntualidad y concepto del tiempo

En España y los países latinoamericanos el tiempo es más flexible y relativo que en los países europeos. Eso quiere decir que es normal que una reunión se retrase un poco, o que a veces el orden del día no se cumple de forma estricta.

Por supuesto, no te recomiendo que llegues tarde a un encuentro de negocios con una persona hispanohablante. Pero si esta se retrasa, es mejor que no te lo tomes como algo personal ni te sientas ofendido. Tal vez solo tuvo un problema para encontrar tu oficina o le pilló un atasco.

Las reuniones tampoco suelen acabar a la hora anunciada, por lo que debes tenerlo en cuenta al planificar tu agenda. Es bueno reservar un extra de media hora o una hora más para los encuentros importantes de los que no podrás ausentarte en caso de que se alarguen.

Para los latinos una falta de puntualidad no es sinónimo de una falta de interés o de respeto. La improvisación y la adaptación a las circunstancias son parte de nuestra cultura.

Además, consideramos importante poder hacer varias cosas a la vez, en lugar de seguir un estricto orden.

2.-La importancia de establecer relaciones y crear lazos

En una reunión de negocios en Latinoamérica y España es habitual comenzar con una charla distendida, comentarios generales e incluso conversaciones que no tienen que ver con lo laboral. Es habitual que preguntemos por la familia o por otros temas como el deporte o el clima.

Es nuestra forma de conocernos, generar confianza y mostrar interés por la otra persona. Sin embargo, a alguien de otra cultura esto le puede parecer una pérdida de tiempo.

No te preocupes si observas que han pasado 15 minutos desde que comenzó la reunión y todavía no han hablado de lo importante. Ese tiempo es tu oportunidad de ganarte a la otra persona y mostrar un interés genuino por hacer negocios con ella.

Tampoco desaproveches los entornos informales, como las reuniones para comer o tomar café. Es aquí donde muchas veces se cierran los negocios.

3.-Aprende a leer entre líneas

Seguro que entiendes bien el significado de frases o expresiones como:

  • “Ya veremos”.
  • “Mañana”.
  • “Tenemos que hablarlo”.
  • “Ya te llamaré”.

En apariencia son frases fáciles de entender si estás estudiando español, pero en el entorno de los negocios pueden tener un significado distinto.

Para los hispanohablantes, un “no” rotundo puede ser considerado demasiado directo y cortante. En nuestra cultura acostumbramos a ser más sutiles, y algunas que pueden parecer afirmativas en realidad esconden una negativa.

La claridad se agradece en todos los idiomas, pero es importante entender a los latinos nos gusta dar algún rodeo para expresar lo que queremos decir.

Si tienes que enfrentarte a una situación difícil en un entorno profesional, te aconsejo que seas lo más diplomático posible para no ofender con un lenguaje demasiado directo.

4.-Tú, usted o vos

El uso de “tú”, “usted” o “vos” cambia según el contexto y el país en el que te encuentres.

Por ejemplo, en España es más habitual hablar de “tú”, mientras que “usted” se reserva para personas por la que se quiere mostrar especial respeto: un profesor, una persona mayor, un policía, un cliente o un desconocido. El “vos” no se utiliza en España.

Sin embargo, es habitual “vosear” en Argentina, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Costa Rica, Chile, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Incluso “usted” puede tener diferentes connotaciones, ya que en Colombia se usa para mostrar cercanía y en Argentina para denotar distancia.

¿Confundido? No me extraña porque es un asunto complicado incluso para los hispanohablantes.

Lo mejor es que tengas siempre en cuenta de qué país es la persona con quién vas a hablar. Así puedes preguntar antes a tu profesor de español cuál es la mejor fórmula de tratamiento.

Si te equivocas no te preocupes. La mayoría de personas van a comprender que realizas un esfuerzo al aprender español y no va a darle ninguna importancia.

5.-Un solo idioma, muchas culturas

Mi último consejo es que recuerdes siempre la variedad de países que hablan español. Aunque los países hispanohablantes tenemos una historia y una cultura común, también hay muchas diferencias. Lo que es correcto en un lugar puede no serlo en otro.

Cuando llegué a España y tuve que adaptarme a una nueva empresa y un nuevo país, solía repetirme un refrán: “Donde fueres, haz lo que vieres”. Este viejo dicho quiere decir que, sin perder tu esencia, es bueno adaptarse a las costumbres del lugar donde vives o a donde viajas.

Yo intentaba ser muy observadora en mi entorno e internalizar todo lo que veía, sin pensar que unas costumbres son mejores o peores que otras, simplemente son diferentes.

También hacía esto cada vez que tenía que escribir un correo a mis colegas portugueses o españoles. Me fijaba en otros mensajes que había recibido antes y los tomaba como referencia para ganar seguridad.

Si vas a empezar un nuevo trabajo, vas a contactar con un nuevo cliente o te vas a vivir a un país hispanohablante, abre muy bien los ojos y permanece atento. Investiga siempre antes de acudir a una reunión y pide a tu profesor de español que te ayude a familiarizarte con la costumbres locales para cerrar con éxito tu próxima negociación en español.

 

 

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Vanesa Mezones Yépez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@myspanishforyou.com.
  • Información adicional: Más información en mi política de privacidad.

Pin It on Pinterest